TODO EL YOGA TODO EN ESTERILLAS

UNETE A NUESTRA RED

PRACTICAR YOGA EN CASA

comparte esto:

¿POR QUÉ PRACTICAR EN CASA?

Para la mayoría de nosotros, el yoga es sinónimo de clases grupales. Practicar solo en casa parece intimidante, difícil de acceder y solitario. Es fácil comenzar y los beneficios son inmensos. Nada mejor para evolucionar a tu propio ritmo, escuchar tu cuerpo

Hay muchos beneficios de practicar yoga en casa: eliges tu horario, es gratis y haces lo que quieres. Pero también hay más problemas cuando comienzas a practicar en casa: a menudo, no sabes qué hacer, o no puedes hacerlo bien y después de un tiempo, no necesariamente sabemos cómo renovarnos. Aquí hay algunos consejos para encontrar su propia práctica de yoga en casa.

Comencé a practicar en casa especialmente para el aspecto físico de las posturas. A veces me sentí frustrado con una clase en la que teníamos una postura durante solo 2 minutos, mientras que me hubiera gustado tomar más tiempo. Luego comencé a practicar en casa la postura en la cabeza, la postura del cuervo o el medio tubo. Tenía mucho tiempo para explorarlos.

Más allá de este aspecto puramente físico, practicar en casa es una gran oportunidad en la vida cotidiana, un momento privilegiado “con uno mismo”, una forma de desconectarse, literalmente, de Internet, del teléfono y de las obligaciones de la vida cotidiana. Me gusta terminar mi práctica en casa con unos minutos de meditación o relajación.

 

Mis consejos prácticos para hacer yoga en casa:

comienza tomando clases “en la vida real”.

Iniciar solo yoga, seguir videos o leer libros o artículos parece un proyecto complejo. ¿Por qué no, después de todo, pero tomar clases “en la vida real” ofrece una buena visión general de lo que es el yoga, el estado mental y algunas precauciones que tomar si tienes lesiones, problemas en las articulaciones, u otras contraindicaciones.

Hay muchos centros de yoga que pueden ofrecerle ese inicio en la practica

Haga una cita, incluso corta, con su esterilla

Las sesiones grupales de yoga generalmente duran entre 60 y 90 minutos. Puede pensar que debe ser igual en casa … ¡Bueno, no! Puedes considerar prácticas más cortas. Comience con 30 minutos tres o cuatro veces por semana. Si no puede, intente 15 o 20 minutos, un tiempo que puede reservar fácilmente en sus días. Cuando mi horario es limitado y no puedo hacer una sesión completa, trato de practicar dos veces 20 minutos al día, por ejemplo, un saludo al sol por la mañana y posturas relajantes en la noche. Sin embargo, estas secuencias cortas me permiten comenzar el día estando bien equilibrado y tranquilo, y estar lleno de tranquilidad y calma antes de acostarme.

 

Encuentra tu rincón de yoga de fácil acceso.

A veces leo que tienes que hacer un lugar especial en casa, con velas e incienso. Si tienes espacio, de nuevo, por qué no. Pero no se olvide de comenzar a practicar yoga porque no tiene su pequeño lugar fetiche y acogedor. Si viaja con frecuencia o si su apartamento es pequeño, debe encontrar la manera de practicar en todas partes. Me encantaría practicar yoga en una terraza frente al mar, con hermosas cortinas finas flotando detrás de mí, un buen olor a jazmín, pero por ahora, está en la sala de estar, empujando la mesa, y es no es tan malo

Pon algo de música.

La música me ayuda a aislarme y no prestar demasiada atención al ruido de la calle, por ejemplo. Tengo una lista de reproducción de 30 y 60 minutos para practicar yoga en casa. También es una buena manera de no arreglar el tiempo de paso. No miro la hora: solo sé que cuando la música termine, ya pasó un tiempo.


Elegir posturas

Me gusta elegir una postura de la semana, algo que vi en clase y que quiero trabajar, a menudo algo visto demasiado rápido y que quiero profundizar. Al elegir esta postura, busco en Internet si encuentro videos de demostración, anoto consejos en mi cuaderno. Y luego empiezo, siempre comenzando con estiramientos, algunos saludos al sol para aumentar el ritmo cardíaco, una serie de abdominales para calentar “el centro” y luego varias posturas preparatorias para hacer la postura de la semana.
Por ejemplo, mi postura de la semana en este momento es, que requiere apertura pélvica, flexibilidad en la parte posterior de los muslos y un soporte firme en las muñecas. Todo lo que hago en mi práctica antes de llegar a Bhujapidasana será calentarme, preparar mi cuerpo para esta postura con posturas preparatorias que involucren todos estos elementos. De ahí la importancia de ir a clase, conocer cierto número de posturas, saber cómo calentar, progresar sin lastimarse.

Tener un “objetivo”

Puede parecer contradictorio con el estado mental del yoga que está más en el proceso que en el resultado final, pero solo digo que elegir una postura particular por un momento es una forma de variar las secuencias . Y luego, si “no puedo hacerlo”, sigo adelante.
Bhujapidasana
¡Siempre aprendiendo bhujapidasana!

¡Mantén una atmósfera fresca!

Tienes que querer practicar yoga en casa, no debería ser una tarea que nos haga sentir estrés si no lo hiciéramos. Debe ser “divertido”, un buen momento de autoexploración.

Finalmente, practicar en casa, elaborar sus secuencias favoritas, en mi opinión es necesario cuando uno quiere enseñar yoga, porque al explorar posturas que uno no sabe cómo hacerlo, uno busca una solución para llegar allí, uno refina nuestros sentimientos Además, esta exploración nos vuelve a poner en el papel del alumno.

¿Practicas yoga en casa? Cómo hace usted ? Si no lo haces, ¿qué te detiene?

POSTS RELACIONADOS

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.




4/TpklCnMSGicMAWfvuoTsV-HVoQ2G-OUu9LbNNVScOiE