TODO EL YOGA TODO EN ESTERILLAS

UNETE A NUESTRA RED

MOTIVOS PARA EMPEZAR CON EL YOGA

comparte esto:

5 BUENOS MOTIVOS PARA COMENZAR YOGA

Hay muchas razones para comenzar el yoga: es posible que desee relajarse, tonificarse, ser más flexible, perder peso haciendo una actividad física, aprender a meditar … Realmente no importa por qué comenzamos, siempre que nos guste y deseemos regresar. En lo que a mí respecta, comencé yoga para aprender a relajarme y volver a moverme (al principio fui a un gimnasio que ofrecía todo tipo de clases ). Y finalmente, a lo largo de los años, encontré en el yoga mucho más de lo que originalmente pensé …

1) ¡Me hace sentir bien! Aprovecho el momento y lo dejo ir.

Practicar yoga me ayuda a estar presente, aquí y ahora: al escuchar mi respiración y escuchar mis sentimientos, dejo que los pensamientos que me agobian se desvanezcan. Después de una sesión de yoga, me siento bien, lleno de energía y relajado. ¡Restablecí los contadores!

2) Me vuelvo a conectar con mi cuerpo

“Inclina la pelvis hacia adelante mientras contraes los glúteos, los omóplatos bajan, lleva el cóccix al suelo, las manos se mantienen ocupadas …” las primeras clases de yoga a veces se ven como una clase de anatomía. Una vez que estas bases del cuerpo humano fueron dominadas, pasé a la siguiente etapa: coordinación de movimientos. Para moverme con gracia, para encontrar mi equilibrio en una pierna, en las manos, e incluso en los antebrazos, déjame guiar por la respiración … Mi cuerpo se ha vuelto gradualmente más flexible y tonificado, lo que ayuda a sanar las heridas diarias ( espalda, rodilla, estómago, etc.).

También es un buen complemento para la práctica de otros deportes.

Las primeras clases de yoga son una buena experiencia de humildad.

yoga-exploration

3) Yoga invita a la exploración interna.

Cuando me atrevo a hacer ciertas posturas que pensé que eran inaccesibles, o cuando acepto mantener la calma en meditación: me doy cuenta de todas mis sensaciones físicas, mis emociones y los pensamientos que me atraviesan. ¿Qué estoy haciendo? ¿Dónde estoy? El yoga me pone frente a mí, me cuestiono sin juzgarme, acepto y avanzo.

4) El yoga tiene efectos positivos en la vida cotidiana: ¡me siento mejor conmigo mismo!

Una buena sesión de yoga tiene el don de calmarme, ponerme de buen humor y hacerme sentir bien. Estos efectos positivos también se sienten fuera de la esterilla y el estudio de yoga, y se difunden a diario: Tengo más confianza en mí, estoy más concentrado, estoy más atento a mí mismo y a los demás, y más abierto al cambio Duermo mejor, como mejor, ¡me siento más equilibrado! Es cierto que no sucedió de la noche a la mañana, pero los efectos se sienten, poco a poco.

5) El yoga se adapta a todos.

El yoga no es un método exclusivo reservado para algunas personas. A veces escucho, “No puedo hacer yoga … porque es demasiado caro / es una cosa genial de baba / No soy flexible / Soy demasiado viejo. De hecho, el yoga puede funcionar para todos, independientemente de su edad o condición física. Y en los casos en que no podemos movernos mucho, ¡al menos podemos respirar!

Y tú, ¿qué agregarías como la sexta buena razón para hacer yoga?

POSTS RELACIONADOS

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.




4/TpklCnMSGicMAWfvuoTsV-HVoQ2G-OUu9LbNNVScOiE