TODO EL YOGA TODO EN ESTERILLAS

UNETE A NUESTRA RED

Diferencias entre el yoga y Pilates.

comparte esto:

¿Son lo mismo?

Si te has hecho esta pregunta en algún punto de tu vida y llegaste a la apurada conclusión de que si son lo mismo, me temo que estabas en lo incorrecto.

Quizás le escuchaste a alguien decir que los dos eran lo mismo por sus varias similitudes y ahora que vas a practicar alguna de las dos (o las dos) crees que vas a hacer exactamente lo mismo que estuvieras haciendo con la otra actividad y no es así. Comenzando con que el yoga es una disciplina milenaria proveniente de la India y los Pilates es un sistema de entrenamiento de bajo impacto creado particularmente recientemente en Estados Unidos.

Sal y Azúcar…

Vamos un poco atrás para conocer un poco de la historia de estas dos fascinantes prácticas que tanto tu cuerpo como alma te agradecerán si decides entrenarlas.

El Pilates fue creado por Joseph Pilates, originario de Alemania pero residenciado en Estados Unidos luego de la primera guerra mundial, en la cual fue enfermero en un campo de concentración y fue donde dio inicio a su carrera dentro del mundo de la fisioterapia y rehabilitación física, años después ya estando en Estados Unidos junto con su esposa Clara Pilates dio alas a su más grande proyecto en el cual llevaba desde su infancia entrenándose en el área de la anatomía y terapia física, abriendo su estudio de “Contrología”.

La Contrología o comúnmente llamado Pilates se basa en el control del cuerpo mediante la mente, llevando a cabo una serie de ejercicios posibles solamente por la concentración mental y física para alcanzar los objetivos del ejercicio. Sin la concentración mental no hay concentración respiratoria y se pierde el equilibrio, por lo tanto se imposibilita alcanzar la posición deseada. Cosa que también ocurre en el yoga pero después hablamos de eso.

Mientras el yoga, más que un ejercicio o una disciplina, es un estilo de vida, en el cual la mente es tan importante o incluso más que el propio cuerpo. Se basa en la filosofía de que somos dueños de nuestro cuerpo y que a través de nuestro pensamiento podemos controlar todo nuestro universo sin mucho protocolo, simplemente hacernos dueños de nuestro mundo a través de nuestra mente. Puede sonar un tanto fantasioso pero con suficiente practica física y espiritual puedes llegar a ser rey o reina de tu universo, e incluso ayudar a mejorar el de los demás.

Pero este estilo de vida no es solamente espiritual, también es físico y tu cuerpo lo sabe. En tan solo hora y media de practica puedes hacerle un gran favor a tu columna mejorando tu postura, haciéndole un agrado a tus pulmones y diafragma al mejorar la respiración (gracias a la concentración), y todos tus huesos, músculos y ligamentos se unirán al agradecimiento colectivo puesto que le estarás dando muchos años más de salud para que sigan trabajando por ti y para ti.

Ahora, te estarás preguntando:

¿Cuál es la diferencia, si parecen muy similares?

Pues veamos a continuación cuales son las diferencias y semejanzas con un poco más de exactitud de estas dos practicas:

YOGA

  1. Logra la relajación física y mental.
  2. Respiración abdominal.
  3. Las posturas se construyen desde las extremidades, ej.: brazos, manos, piernas y pies.
  4. Se basa principalmente en cuerpo y alma, con un énfasis especial en el alma.
  5. Abdomen fuerte y mente fuerte.

PILATES

  1. Fortalece el cuerpo.
  2. Respiración torácica.
  3. Las posturas nacen del centro del cuerpo, ej.: abdomen, glúteos y muslos.
  4. Es plenamente físico, la mayoría de sus resultados están dirigidos al cuerpo, mas no a la mente.
  5. Abdomen fuerte y mente fuera del plano.

A la hora de la práctica, muchos instructores utilizan una combinación de ambas disciplinas en sus clases donde unen elementos de Yoga y Pilates, donde ambas disciplinas consideran los ejercicios mente y cuerpo haciendo un muy especial énfasis en la respiración profunda para así lograr mejores resultados con esta fantástica dupla con la que sentirás tu cuerpo y mente en armonía, teniendo lo mejor de los dos mundos.

Pero, la diferencia más notable es que en el Yoga se emplean movimientos desde una postura más estática a otra sin hacer muchas repeticiones, incluso más que hacer series de la misma postura como en el ejercicio habitual, se utiliza más el tiempo que la cantidad, y Pilates es un torrente de estiramientos a través de una serie de movimientos que son dinámicos basándose meramente en la anatomía y omitiendo la mentalidad, y adicionalmente con una serie de repeticiones limitadas, cosa que como ya mencionamos no es necesario en el yoga.

¿Pérdida de peso fácil?

Un mito muy común sobre estas dos prácticas es que ayudan a perder peso de una forma más fácil que con el ejercicio habitual, y a pesar de las opiniones comunes no es tan falso del todo. Con esto no se entiende que vas a perder varios kilos en cuestión de semanas como harías con el cardio o dieta, pero si podrás disminuir unas cuantas tallas y serán bastante notables. Pero no creas que con solo practicar una o ambas disciplinas vas a olvidarte por completo del gimnasio y la dieta, con una buena combinación de yoga + cardio + dieta, o Pilates + cardio + dieta podrás alcanzar los resultados esperados más rápido y mejorando tu salud mental en el proceso.

¿Hay edad límite para practicar estas disciplinas?

¡Claro que no! Una de las ventajas de ambas disciplinas es que sin importar la edad o la condición física que tengas puedes practicarlas, siempre y cuando tengas las ganas y fuerzas de darle a tu cuerpo otro tipo de ejercicio al que estés habituado.

Mas con esto no significa que puedes exponer tu cuerpo a intensos estiramientos que luego tu cuerpo podría no responder de la forma adecuada, no si un previo calentamiento que prepare cada uno de tus músculos y ligamentos a extenderse a donde no llegan habitualmente.

Si no eres un gran fan de los gimnasios o dietas infinitas, puedes optar por cualquiera de estas prácticas que independientemente de cual elijas, servirán de gran ayuda para tu cuerpo si escoges el Pilates o para tu cuerpo y alma, dándole un poquito más de atención al alma con el yoga.

POSTS RELACIONADOS

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.




4/TpklCnMSGicMAWfvuoTsV-HVoQ2G-OUu9LbNNVScOiE